Criar Contando Cuentos

Esta iniciativa viene de la mano con mi pasión por la escritura. Pues no solamente quiero escribir cuentos con los que puedas compartir con tus hijos, también quisiera a través de esas historias que escribo (o de cualquier cuento que decidas leer) ayudarte con estas 3C’s:

1) Conocer y autoregular tus emociones más fácilmente en un momento determinado; lo he hecho y el cuento ha sido una herramienta fundamental para canalizar mis emociones.

2) Conectar con tus hij@s desde la empatía, el juego y usando diálogos positivos y sencillos; créeme, esto ha hecho toda la diferencia en nuestra dinámica familiar y la forma de comunicarnos.

3) Crear un hábito de lectura, esto un plus que viene asociado al conectar la lectura con una emoción positiva para nuestros hijos, porque recuerda podemos olvidar lo que alguien nos dice, pero no el cómo nos hizo sentir.

También quiero contarte que, a través de este proyecto, me he dado cuenta que al descifrar qué tipo de historia nos estamos contando nosotros mismos como padres, la conexión con nuestros hijos es más efectiva, se siente más real y profunda, y nos da cabida para observar qué hábitos estamos sembrando en su película subconsciente.

Los cuentos para mí fueron una respuesta, una puerta, un inicio. Me ayudaron a calmarme, a enfrentar mis miedos durante el embarazo de Alana (pues venía de una pérdida en mi primer embarazo), y a enfocar mi atención en las cosas que me alegraban la vida, aminorando mis miedos, en especial, el temor de que la historia de la pérdida volviera a repetirse.