Crianza, Culpa, Pantallas

DISMINUYE EL USO EXCESIVO DE PANTALLA

Este artículo tiene el objetivo principal de apoyarte durante la regulación del uso excesivo de pantalla que tiene tu hij@ actualmente, para evitar que su salud y desarrollo se vean afectados, pero también para ayudarte a encontrar tranquilidad en tu crianza y curarnos del CPA.

Las madres y padres de hoy en día sufren de una enfermedad en común: CPA (Culpitis por Pantallitis Aguditis), que no es más que la culpa que nos carcome por lo que consideramos el uso excesivo de pantalla.

Ciertamente, los desarrollos tecnológicos son una gran ventaja en muchos aspectos, pero en otros, no tanto. Y el uso excesivo de pantalla por parte de los niños es uno de esos aspectos no tan divertidos que viene de la mano con la tecnología.

SÍNTOMAS DEL CPA sobre el uso excesivo de pantalla

Madre que padece de CPA
  1. Nos sentimos sobrecargados: Tenemos tantas cosas que hacer (todas en el mismo día y en el mismo momento), muchas veces sin opción a delegar, que la solución es pantalla para nuestros hijos para lograr cumplir con eses “obligaciones”.
  2. Nos sentimos sin tiempo: Queremos que el día tenga más horas para que nos rinda y poder tener tiempo de calidad con nuestros hijos, sin pantallas. Pero como el día solo tiene 24, no lo logramos.
  3. Nos sentimos malos padres: Me culpo, me siento mal, pero sigo tomando la misma acción y usando la misma solución: pantallas para mis hijos, mientras yo logro hacer o terminar otras cosas.

¿COMO SE CURA EL CPA?

Hay una única manera de curarnos definitivamente de esa Culpitis por Pantallitis Aguditis. Y la única forma es asumir la responsabilidad de las decisiones que tomamos como padres cuando permitimos el uso de pantallas. Y uds. me dirán: “Disculpa ¿qué? ¿a qué te refieres? ¿responsabilidad? ¿Pero no que me sentía culpable?”

Lo que trato de decirles es, que cuando sabemos a que le estamos diciendo que “sí” y a que le estamos diciendo que “no”, cuando dejamos que nuestros hijos usen la pantalla (o la vean), entonces dejamos de sentirnos culpables. Nos volvemos responsables de nuestras decisiones. Y el uso excesivo de pantalla, ya no se siente tan pesado y desgastante. Esto es un proceso que ocurre con la práctica, no de la noche a la mañana (sorry por las malas noticias).

Cuando digo “sí” al uso de pantalla de mis hijos, me hago responsable de:

  1. Tener tiempo para terminar un número de cosas que son importantes para mí como persona.
  2. Poner un tiempo determinado para el uso de la pantalla y para completar mis tareas.
  3. Darles acceso a contenido de calidad

Cuando digo “no” al uso de pantalla de mis hijos, me hago responsable de:

  1. Dar un paso adelante en el sano desarrollo de su cerebro
  2. Brindar alternativas de juego, de acuerdo con lo que le gusta a mi hijo. O incluso, volvernos expertos en lidiar con los desbordes emocionales (o famosas “pataletas”) por no dejarle ver la tablet.
  3. Crear hábitos saludables en cuanto al uso de la tecnología

Y tú, ¿tomas responsabilidad del uso de la pantalla? ¿o sigues sufriendo de CPA?

Combate el CPA con los favoritos de Carolina Van Pampus. Haz click aquí…

También puedes leer más en:

Deshazte de la CULPA en la maternidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *